Marketing Legal: Youtube y los derechos de propiedad intelectual

/, Sin categorizar/Marketing Legal: Youtube y los derechos de propiedad intelectual

Marketing Legal: Youtube y los derechos de propiedad intelectual

Dentro del maravilloso mundo del marketing digital, las redes sociales y páginas web existe como en todos los ámbitos de la vida cotidiana una apartado un poco más complejo y es el que al marketing legal se refiere, es decir, el ámbito relacionado con la legislación que afecta a los contenidos que publicamos en la web o los derechos de nuestros seguidores en redes sociales. Dentro del marco que engloban las redes sociales e Internet juegan un papel fundamental los derechos de autor y la propiedad intelectual, sobre todo si se trata de una red como Youtube en la que estos conceptos tienen más peso.

En cuanto a los derechos de propiedad intelectual que interfieren en el canal tenemos que tener en cuenta que afectan en primer lugar al autor del contenido, así como a aquellas personas que deciden compartirlo en redes sociales o lo visualizan. Desde el punto de vista del usuario del canal, es cierto que Google ha luchado durante años para garantizar la protección de las obras de los artistas, editores o compañías que hacen uso de sus servicios, sin embargo, a día de hoy todavía surgen dudas cuando se sube un contenido, se comparte en redes sociales o se incrusta en una web, con lo cual mediante este artículo pretendemos que queden algo más claras cuáles son las formas lícitas de utilización del contenido que se encuentra en esta red, en definitiva, si es legal compartir un vídeo de Youtube y cómo debemos hacerlo.

Youtube

No solamente se ponen en cuestión los derechos de autor cuando hablamos de utilizar vídeos de Youtube si no también entra en juego el término comunicación pública.Según el artículo 3 de la Directiva 2001/29/CE, así como en el artículo 20 de la Ley de Propiedad Intelectual, “se entenderá por comunicación pública todo acto por el cual una pluralidad de personas pueda tener acceso a la obra sin previa distribución de ejemplares a cada una de ellas”. Con lo cual, si al compartir el vídeo estuviéramos realizando un acto de comunicación pública, necesitaríamos una autorización del propietario del vídeo. Sin embargo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea afirma que si el contenido ya estaba expuesto públicamente y con el acto de incrustar el vídeo no se expone a un público nuevo no puede considerarse comunicación pública y por tanto no viola los derechos de autor del propietario del contenido. Con esta afirmación, el mero hecho de embeber un vídeo de Youtube en una web mediante la inclusión de código sería lícito, ya que el contenido ya estaba expuesto al público y no restringido.Por el contrario, no estaría permitido descargar el vídeo y subirlo a tu web ya que la forma de comunicación originaria estaría cambiando.

Otra polémica que se deriva de este hecho es si la persona que utiliza el vídeo hace alguna modificación del mismo, tal y como seleccionar solo un fragmento por ejemplo. Pero para poner fin a esta controversia solo tenemos que acatar la sentencia del Tribunal de Justicia, con lo cual, mientras no se exponga a un público nuevo y no se modifique la forma de comunicación de origen, no estaría atentando contra la propiedad intelectual o derechos de autor del contenido. Si bien es cierto, si lo que vas a es utilizar el vídeo dentro de un post de tu blog o lo vas a compartir en redes sociales, lo más correcto sería citar al autor o enlazar a su canal de Youtube, para dejar constancia de que el vídeo no es de tu propiedad.

Desde el punto de vista del autor del vídeo-contenido Youtube otorga al usuario de la red distintas opciones para “proteger” su obra. Desde 2007 Youtube creó la aplicación Content ID mediante la cual el autor del vídeo puede seleccionar cuándo y cómo se muestra su contenido en Youtube. Conten ID junto con las políticas de Copyright de Youtube son la manera de garantizar que los derechos de propiedad intelectual de los autores del contenido subido a esta red se vean salvaguardados.

Es cierto también, que dentro de Youtube existe una comunidad que lejos de querer mantener privado su contenido, pretende que se difunda, comparta, visualice… Para este tipo de usuarios existe un tipo de licencia de “atribución” como es la creative Commons incorporada también por Youtube hace varios años.

Este tema en el que entran en juego conceptos tan complejos como la propiedad intelectual, derechos de autor o la comunicación pública ha resultado realmente polémico a lo largo del tiempo, casos como el BastWaer o el caso Svensson son solo un claro ejemplo de ello. Sin embargo, lo principal es estar informado acerca de la legislación vigente para no encontrarnos en un futuro con un problema grave derivado por una infracción o violación de estos derechos esenciales.

Si te ha gustado nuestro post acerca de Youtube y te entusiasma el mundo del marketing legal te recomendamos que aprendas más con nosotros esta vez sobre imágenes, a través de nuestro post imágenes y licencias:cuáles no debes usar en tu blog.

Por | 2016-01-13T11:56:52+00:00 enero 13th, 2016|Artículos, Sin categorizar|Sin comentarios

About the autor:

Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla, realizó un máster en Social Media y Marketing Digital en la Cámara de Comercio de Sevilla. Apasionada de las redes sociales y el marketing digital llega a eHidra para formar parte del departamento de Marketing online

Deje su comentario