Instagram o la red social para compartir fotos y vídeos se está convirtiendo en una gran aliada para las empresas. Éstas lo han convertido en su escaparate 2.0 donde poder enseñar mucho más que sus productos. Y es que, claro está, su objetivo principal es aumentar sus ventas llegando a los más de 400 millones de usuarios que posee esta red. Si tu también quieres encandilar a tus seguidores y convertirlos en clientes, ¡sigue los siguientes consejos para vender por Instagram!

Enseña tus productos

Ya sea con fotos o con vídeos, pero muestra al mundo aquello que vendes. Para ello podemos seguir los siguientes consejos:

1- Asegúrate que poseen una buena calidad. Lo que más gusta en instagram son las fotos bien cuidadas, editadas y con los filtros adecuados. Recuerda que las fotos que se muestran en tu timeline son cuadradas, sobre todo si añades algún texto en la imagen.
2- No muestres el producto sobre un fondo liso. Las fotos que muestran personas usando el producto o servicio funcionan un 32% mejor que aquellas que no muestran a nadie. Además de esta forma se puede visualizar mejor como queda el producto en el día a día, tamaño…
3- Haz un uso responsable de los hashtags. Aunque se puede añadir hasta 30, lo ideal es no recargar el texto de la foto con hashtags innecesarios. El nombre del producto, lugar donde fue realizada la foto, nombre de un concurso… son algunos ejemplos de palabras que podemos convertir en hagstags.

Sé transparente

Que mejor para crear una comunidad que hacer partícipe a la gente de la trastienda de tu negocio. Cómo se fabrica, si os vais de vacaciones, las ideas nuevas que están surgiendo… todo ello ayuda a humanizar la marca y hacerla más cercana. Algunas ideas:

1- Muestra el lugar donde trabajas, tu oficina, las salas de descanso o donde se realizan los productos. O si te trasladas a otra nueva.
2- Comparte con tu comunidad el equipo con el que trabajas: Cómo trabajan, sus descansos, si hay alguna fiesta como Navidad, Halloween…
3- Nuevas adquisiciones de materiales, máquinas… O nuevos integrantes del equipo.

Como aclaración, estas fotos más personales no deben ser el contenido que más habitualmente se comparta en tu Instagram, ya sea por preservar tanto tu intimidad como la de tu equipo como para no sobrecargar al usuario con información que se aleja del producto en sí.

Muestra a los usuarios que compran tus productos

Entre los muchos usos que damos a las redes sociales, uno de ellos es conocer las opiniones de otros usuarios sobre el producto que queremos comprar. Si añadimos a nuestro timeline fotografías de usuarios que han comprado nuestro producto, aumentaremos nuestra reputación online.

No olvides los concursos

Qué mejor manera de dar a conocer tu nuevo producto que realizando un concurso. Pero cuídate de no marear a tu comunidad con sorteos donde hay que realizar millones de pasos para participar. Los pasos para crear un concurso con éxito son los siguientes:

1- Duración superior a los 15 días.
2- Creación de hashtag único para el concurso.
3- Redacción de las bases del concurso, así como su difusión en todas las redes sociales y página o blog. Cuanto más clara quede la mecánica, mejor.
4- Muestra a tu comunidad,en la medida de lo posible, cómo se ha seleccionado al ganador.

Convierte tu Instagram en una tienda virtual

Para ello te presentamos dos herramientas muy intuitivas y fáciles de usar: Like2Buy y Chirpify.

Añade a tu descripción de Instagram el enlace de tu cuenta en Like2Buy. Cada vez que un usuario entre en dicho enlace encontrará las mismas fotos que contienen tu perfil de Instagram, pero esta vez cada vez que haga click sobre la foto, lo llevará directamente a comprar el producto. Si en la foto se encuentran varios, le dará la elección de seleccionar cuál quiere.

Chirpify hace el proceso de compra más sencillo ya que no lleva a los usuarios a una tienda virtual externa. Para ello usa la plataforma PayPal que se abrirá cada vez que el usuario escriba la palabra «Buy» en los comentarios. Eso si, el usuario también debe tener una cuenta en Chirpify.

Crea catálogos

Y por último compartimos la súper idea que tuvo Ikea al convertir Instagram en un catálogo para su nueva colección. ¿Cómo lo hizo? Gracias a las tags o etiquetas donde cada usuario era un producto. Por lo que de una simple foto podías visitar los «perfiles» de los distintos productos que componían dicha imagen. Si quieres conocer sobre esta magnífica idea, existe un vídeo muy curioso donde se ve todo el proceso.

¿Qué te han parecido estas ideas? ¿Las pondrás en práctica? ¡No dudes en dejarnos tus opiniones en los comentarios!